twitter facebook google plus youtube

Psicóloga Rosa Ana Santomé Paredes

PAREJA

Una psicóloga puede ayudar a que los miembros de la pareja se comprendan, se respeten y se apoyen. Porque es  fácil que, debido a ciertas circunstancias de la vida, donde hay amor, poco a poco aparezca ira o sentimientos de rabia hacia la pareja.

psicoterapia-pontevedra

 

  • Equilibrio en la relación 

Probablemente, además de amor a  veces sentimos ira o rabia hacia nuestra pareja y si ese sentimiento se hace cada vez más intenso o aparece cada vez en más situaciones, la relación se va deteriorando con el paso del tiempo. Porque las emociones negativas van haciéndose con el espacio de las positivas. Entonces se pierde el equilibrio y la armonía en la relación.

  • Emociones desagradables

El que siente esas emociones experimenta un gran malestar en su cuerpo, tanto si exterioriza esos sentimientos de manera iriente para el otro (gritos, insultos), como si los guarda( esto puede ser también muy perjudicial). Suelen ser las circunstancias de la vida las que a veces nos llevan a descargar la tensión con nuestro compañero o compañera. A veces no somos conscientes de por qué lo hacemos, a veces incluso intentamos no hacerlo pero somos incapaces. Porque en cuanto se desata el enfado por algún motivo sentimos que ya no podemos frenar. Estamos seguros de que el otro tiene la culpa de nuestra reacción. Cada vez soportamos menos cosas y casi todo lo que diga o haga nuestra pareja nos parece mal.

  • Consecuencias para nuestra salud

Estas situaciones pueden incluso tener consecuencias en nuestra salud, además de en otros aspectos de nuestras vidas, como el trabajo, la relación con los hijos o con los demás familiares. Pero además de los problemas de salud que esto puede traer, se van acumulando experiencias desagradables,   se va perdiendo la motivación por agradar al otro, por dar muestras de cariño hasta casi olvidar los primeros momentos de la relación en que los dos deseaban pasar tiempo juntos. Se pierde la ilusión y la pasión disminuye. Incluso se tiende a recordar más los momentos desagradables que los buenos momentos juntos.

  • Es posible restablecer el equilibrio

Es necesario romper ese círculo vicioso, para recuperar los sentimientos agradables y restablecer la armonía en la pareja. Que en el sitio de la ira vuelva a estar la alegría, el cariño.Volver a disfrutar juntos , volver a hacer planes y afrontar cada etapa de la vida apoyándose mutuamente.

Muchas parejas acuden a un especialista, o realizan una terapia de pareja, cuando ya es demasiado tarde y aunque todavía hay sentimientos, ya hay demasiado deterioro. Es fundamental no dejar pasar el tiempo esperando a que las cosas vuelvan por sí solas a la normalidad. Una terapia de pareja a tiempo puede tener resultados muy positivos a corto y a largo plazo.

 

¡Por favor comparte este artículo!